martes, 8 de marzo de 2011

El hombre y el Traje de chaqueta

IMAGINA-T un hombre por la mañana que se levanta para ir a trabajar, y claro esta, una de sus preocupaciones, es el qué me voy a poner????. Seguramente te suene extraño este comentario,  pero cada vez más los hombres se preocupan de su imagen. Y sólo los más atrevidos logran saber el protocolo en el vestir y hacer de ello un arte, para estar más atractivos.
 Para ayudar a aquellos hombres que no tienen muy claro que ponerse, y siempre que su trabajo requiera el uso del traje de chaqueta, os escribo hoy unas pequeñas recetas sobre las tres piezas primordiales:
.- Las chaquetas siempre deben ir abrochadas y encajar perfectamente, para ello debemos elegir correctamente la talla. No hay nada más triste que ver a un hombre con la chaqueta desencajada. Solamente la desabrocharemos cuando estemos sentados.
Dependiendo de vuestra complexión, las chaquetas interesa que tenga dos aberturas traseras o una, normalmente las de dos aberturas son para personas que ya empiezan a tener esa barriguilla cervecera, que debéis controlar para que no se convierta en un problema de talla.
El largo de la chaqueta debe cubrir la parte trasera, pero dependiendo de la altura del individuo, debemos acortar o alargar la chaqueta. Como referencia la chaqueta nunca debe sobre pasar el nudillo del dedo pulgar



.- Las camisas deben estar planchadas perfectamente, los cuellos y los puños son los más significativo de las mismas, unos puños desgastados o un cuello rozado estropean completamente la imagen de la persona. Los cuellos de las camisas variarán dependiendo del cuello de la persona, si es muy ancho interesan que sean cuellos bajitos y picos pegados, si el cuello es largo pueden llevarse altos y separados. 
.- Los pantalones aparentemente es la prenda que menos nos debemos preocupar, pues vienen combinados con la chaqueta. Pues es fundamental llevar los pantalones bien planchados, ya que de no ser así puede provocar un aspecto desaliñado. Esos pliegues que aparecen en la entrepierna después  de estar sentados varias horas, aunque no le demos importancia, se nota cuando las rayas son del día y cuando son del día que se compró el traje. La higiene no solo se detecta con las manchas.
En próximas entradas os comentaré todo lo referido a los complementos que se debe llevar con el traje.
Espero que os ayude.
Un abrazo.

1 comentario:

  1. Me gusta. Lo voy a intentar. A ver si consigo mejorar mi imagen.

    ResponderEliminar